· Envíos a todo Uruguay ·

Rincón 711 entre Ciudadela y Juncal, Montevideo. Tel: 29016051. 
Parking: Paraná 723 (a la vuelta). Ver ubicación en el mapa.
Horario: Lunes a viernes 10.00 a 19:00 - Sábados 9:00 a 13:30 hs.
Feriado miércoles 19/6: abiertos de 9 a 13:30hs


lo pintoresco de montevideo:


10 programas imperdibles DE la capital, para mostrarle tu ciudad a un extranjero

o disfrutar de ser turista en casa



Si te visita un amigo del extranjero,

y tenés que armarle un itinerario que le muestre el espíritu de tu ciudad...


¿A dónde lo llevás?


viaje_a_uruguay_palaciio_piria.jpg

(Foto: Viajeauruguay.com)


Acá te ayudamos con las 10 cosas que no podés dejar de hacer si recibís a un amigo turista en Montevideo, y de paso vos también jugás a serlo en tu casa!


1. HACER BARRA EN MERCADO DEL PUERTO


Este antiguo mercado de la Ciudad Vieja frente al puerto es un clásico uruguayo que hay que vivir para entenderlo. Sentarse en la barra de cualquiera de las más de 15 parrilladas, vivir el espíritu festivo de la gente, algún show improvisado de tambores o guitarra criolla mezclado con el aroma a asado y demás delicias es una experiencia imperdible y muy montevideana.


Todo sucede bajo el manto de una estructura gigante de hierro mientras que artesanos, músicos y pintores exponen sus talentos a la gente que llega a comer o pasear. El sábado es el día más concurrido del Mercado porque coincide con la feria de artesanías, souvenirs y antigüedades de la calle peatonal Pérez Castellanos, Sarandí y la plazoleta La Proa.


Hoteles_en_montevideo.jpg

(Foto: hotelesenmontevideo.com)


Este paseo gastronómico y cultural lleno de color, aroma y sabor fue inaugurado el 10 de octubre de 1868 por el Presidente Lorenzo Battle. En esos tiempos cumplía la función de mercado de frutas, verduras y carnes para para los buques que atracaban en la bahía montevideana.


Se dice que el Mercado del Puerto fue el escenario donde Carlos Gardel paseaba a menudo y José Enrique Rodó tomaba una copa y donde Pedro Figari encontró la inspiración para muchas de sus pinturas.



2. IR A UN PARTIDO DE FÚTBOL EN EL ESTADIO CENTENARIO

estadio_imm.jpg

(Foto: IMM)

En uno de los países más futboleros del mundo, es imperdible conocer el legendario Estadio Centenario para ver jugar a la celeste o el clásico entre Nacional y Peñarol y vivir en primera persona la pasión por la pelota.


Es un clásico como cuando uno está en Río de Janeiro que no deja de conocer el Estadio Maracaná. Inaugurado el 18 de julio de 1930 para disputar el primer mundial de fútbol de la historia donde Uruguay se consagró campeón, fue declarado por la FIFA Monumento Histórico del Fútbol por su contribución al desarrollo deportivo del continente.


Construido especialmente para la organización del Mundial de 1930 por trabajadores inmigrantes en un tiempo récord de 9 meses, está ubicado en el barrio de Parque Battle y cuenta con una capacidad para 60.000 espectadores. Debajo de la torre de los homenajes del Estado, sobre la Tribuna Olímpica funciona el Museo del Fútbol y un mirador turístico.


TIP: Los domingos es el día clave para disfrutar del clásico uruguayo y si no sos tan amante del fútbol cualquier otro día se puede recorrer y conocer la historia detrás de este gigante del cemento.


4. RECORRER LA FERIA DE TRISTÁN NARVAJA


Es la feria más grande y turística de todas. Es ideal para los curiosos porque allí podés encontrar literalmente lo que quieras, es un verdadero cambalache de objetos: antigüedades, revistas, obras de arte, frutas, películas, repuestos de auto, muebles, ropa, mascotas, etc.



feria_youtube.jpg

(Foto: YouTube)


Hay que tener paciencia y recorrerla sin prisa porque al ser solo los domingos se llena de gente y hay que ir esquivando los diferentes puestos callejeros. Pero, sin duda le dará al turista la impresión de haberse sumergido en un mercado único, antiguo, ecléctico y folklórico.



TIP: Conviene arrancar el paseo por la Avenida 18 de julio, esquina Tristán Navaja, ir sin objetos de valor y fijar un punto de encuentro en caso de perderse.



6. PROBAR EL VINO UVITA EN EL BAR FUN FUN


bodegas_del_uruguay_uvita.jpg
(Foto: Bodegas del Uruguay


La Uvita es un vino artesanal dulce, símbolo del Bar Fun Fun, inaugurado en el año 1895 en la Ciudad Vieja con la Uvita como principal símbolo, y con la cual logró alcanzar su fama actual.


Es un bar que refleja la identidad tanguera de la ciudad con su típica escenografía, y que durante más de 100 años fue visitado por muchas celebridades nacionales e internacionales, destacándose el propio Carlos Gardel.


bar_fun_fun.jpg

(Foto: Sitio web de Baar Fun Fun)


Visitas que están grabadas en sus paredes, por las cuales se puede hacer un recorrido histórico a través de esos más de 100 años.


Lugar ideal para ir por un shot de la exquisita Uvita durante la noche (o porque no, una botella ) y disfrutar de un espectáculo de tango o candombe.


7. CAMINAR POR LA PLAZA INDEPENDENCIA Y LOS MONUMENTOS Y EDIFICIOS CLÁSICOS


En esta plaza principal en uno de los extremos de la Avenida 18 de julio se erigen los principales íconos de Montevideo: el Palacio Salvo, el Mausoleo de Artigas donde se conservan sus restos y se puede visitar, el Teatro Solís, la Puerta de la Ciudadela y el edifico de Presidencia.


imm_plza_indep.jpeg

(Foto: IMM)


El Palacio Salvo es el edificio hermano del Palacio Barolo ubicado en Buenos Aires. Ambos edificios fueron construidos por el mismo arquitecto para reflejar la hermandad entre las dos ciudades. Abrió sus puertas en el año 1928 en la época dorada de Uruguay, siendo hasta el año 1935 el edificio más alto de Sudamérica con sus 105 metros de altura. Abandonado durante mucho tiempo, en los últimos años la Intendencia de Montevideo ha comenzado a restaurarlo con la idea de regresarle todo su esplendor.


Recomendado:


Subir al último piso del Hotel radisson y tomarse un café en en restaurante para obtener una vista privilegiada de la arquitectura del Palacio Salvo y el Río de la Plata

booking_radisson.jpg  (Foto: Booking.com)


También obligatorio:

El Teatro Solís es el escenario artístico más importante de Uruguay.

Inaugurado en 1856 con una capacidad para 1500 personas, en él residen la Orquesta Sinfónica de Montevideo y la Comedia Nacional.


wikipedia.jpg


Está ubicado en una de las esquinas de la Plaza Independencia, dentro de la Ciudad Vieja. Se puede hacer visitas guiadas de martes a domingo. Estas visitas cuentan con actores que van interviniendo a lo largo del recorrido para hacer una visita más agradable e interactiva.

El costo es de tan solo 1 dólar.



10. PROBAR EL MATE (AMARGO POR SUPUESTO)

mates.jpeg

(Foto: IMM)

El uruguayo típico toma mate en cualquier momento del día. Es una tradición instalada desde siempre. El termo y mate son compañeros de reuniones entre amigos, de viajes en auto, de noches en vela estudiando, de rondas de campamentos, pero lo más importante que encierra su significado es el hecho de reunirse, compartir momentos con gente querida, todos bebiendo la misma infusión de yerba mate de la misma bombilla.

Es una tradición, es folklore, es típicamente uruguayo.


Tip: Montevideo es el lugar ideal para comprarse un buen kit para matear: cartera matera, termo y un lindo cuenco de cuero y bombilla de plata.









Próximamente...

El Prado de Montevideo




2.jpg

(Foto: El Observador)


Mate, massini, chivito canadiense, chajá, asado, húngaras, la rambla, Artigas: son las primeras palabras que saltan en Internet cuando buscás información sobre Montevideo. Sin duda el encanto de Uruguay va mucho más allá de estos conceptos, muy culinarios por cierto.


Hay experiencias que solo se pueden vivir en Montevideo y que la hacen una ciudad única, y que albergan un poco de su sentir, su cadencia, historia y cultura. 


mercadod_el_puerto_imm.jpeg

(Fotos superior e inferior: IMM)

imm_mercado_del_p.jpg


Costillas, asado de tira, entraña, vacío, pulmón, chorizos, morcilla, queso parrillero, boniatos, marrones asados, choclos son algunas de las propuestas que decoran casa parrilla donde el asador es el verdadero protagonista.

 

TIP: El medio y medio es el aperitivo típico que vale la pena probar, compuesto por mitad champagne y mitad vino dulce. 

 

Los vegetarianos no se deben amilanar porque tienen opciones para degustar como ricos provolones y brochettes de verduras.

 


3. RECORRER LA RAMBLA EN BICICLETA

 

Son 30 km ininterrumpidos para desplazarse en bicicleta, patines, corriendo o solo caminar en un escenario soñado como es la vista hacia el Río de la Plata y sus playas.


Se puede ir haciendo diferentes paradas en el camino y recorrer los diferentes barrios que la rambla va atravesando: Ciudad Vieja, Barrio Sur, Centro, Parque Rodó, Pocitos, Buceo, Malvín, Punta Gorda, Carrasco y Barra de Carrasco. 


booking.jpg

(Foto: Booking.com)

 

Disfrutar de las playas, visitar el Faro de Punta Carretas, el Puertito del Buceo, la Plaza Virgilio y elegir un buen spot para ver el atardecer tomando una rica cerveza uruguaya, café o mate acompañado por los famosos bizcochos (facturas en Argentina y bollería en España). 


Es un paseo sin desperdicio de principio a fi,n donde se percibe muy bien la idiosincracia del uruguayo, familiar, deportiva y de ocio. 


cartel_imm.jpg
(Foto: IMM)


5. VISITAR EL HOTEL CARRASCO


“A pocos kilómetros hacia el este de Montevideo, a menos de veinte minutos de marcha en automóvil, en pleno mar, rodeada por espesos bosques de pinos y eucaliptus, se encuentra la más oceánica, la más pintoresca y la más aristocrática de las playas uruguayas: el Balneario Carrasco y frente a esa playa, con hermosas perspectivas marítimas y terrestres, se levanta el majestuoso predio palacio del Casino Hotel Carrasco, señalado sin discusión, como el de mayor suntuosidad de Sud América.”


Así rezaba el folleto promocional de la época para describir al gran gigante de la arena.


sofitel2_imm.jpg
(Foto: IMM)

Su construcción se inició en 1912 en un desierto de arena, lejos de la ciudad, nada alrededor más que dunas. Su construcción fue lenta y se inauguró en 1921. Es interesante porque el proyecto estuvo a cargo de varios arquitectos liderados por el famoso paisajista Carlos Thays que rompió la tradición del damero colonial, incorporó un diseño de calles curvas donde le reservaba el lugar privilegiado al gran hotel que se barría con una escalinata al mar la cual continuaba hasta la playa. 


centro_de_fotografia_de_montevideo.jpg
(Foto: Centro de Fotografía de Montevideo)


En 1975, el Hotel Carrasco es declarado Monumento Histórico Nacional. Luego cayó en el abandono en la década del 90 y después de estar cerrado desde 1997 reabrió hace unos años recuperado después de una impresionante restauración, con todo el brillo de antaño regenteado por la cadena francesa Sofitel. 


Es un paseo obligado para cualquier turista por lo que representa su historia, arquitectura y esplendor de una época dorada. Además se puede aprovechar para recorrer la principal arteria de Carrasco, Avenida Alfredo Arocena donde hay propuestas gastronómicas de todo tipo, moda, arte y estilo de vida y se respira un aire de balneario alejado del bullicio de la ciudad. 


el_observador_carrasco.jpg
(Foto: El Observador)

 

8. PROBAR EL CHIVITO CANADIENSE 

 

No es ni chivo ni es canadiense! Pero es exquisito. Es el plato estrella de la gastronomía uruguaya que cumplió el año pasado 70 años de vigencia. 

 

pedidos_ya_chivito.jpg

(Foto: PedidosYa)


De visita en Uruguay, hace unos años, el reconocido chef Anthony Bourdain quedó fascinado por este típico plato. Tal fue su asombro que lo bautizó como 'El rey de todos los sándwiches'. Cuenta la historia que este producto, uno de los más pedidos por turistas y locales, nació por casualidad una noche en un restaurante de Punta del Este.

 

Según cuenta la leyenda, una clienta llegó al restaurante “El Mejillón” pidiendo carne de chivito. Pero como no tenían chivito y además no había mucha cosa para ofrecer ese día, ya que habían estado sin energía, le prepararon un pan tostado con manteca, jamón y un churrasco de lomo de carne vacuna.

La improvisación fue un éxito, y rápidamente la receta se extendió al resto del país.

Hoy en día es posible encontrar variaciones del plato. Hay desde chivitos veganos hasta chivitos de carnes que no son rojas. El clásico chivato canadiense tiene todo esto: lomo, lechuga, tomate, jamón, queso, panceta, huevo, aceitunas, morrón y se acompaña de papas fritas.



9. PERDERSE EN LAS CALLES DE CIUDAD VIEJA 

 

Es el casco histórico de Montevideo. Es donde durante el día funciona como centro financiero y por la noche se vuelve ideal para ir a beber o cenar en sus pubs y restaurantes. Un lugar para perderse entre sus calles, contemplando los edificios históricos de la capital y  lugares emblemáticos como la Catedral Metropolitana, la Peatonal Sarandí, la Plaza Matriz, el Cabildo, el Museo Torres García, el Palacio Taranco y la bellísima Plaza Zabala. 


plaza_zabala_imm.jpg

(Foto: IMM)


 Un paseo al pasado donde conviven edificios históricos, las librerías y la ajetreada vida citadina. Para descubrir la Ciudad Vieja basta con tener un espíritu curioso y muchas ganas de caminar. 


revista_propiedades.jpg



ALGUNAS DE NUESTRAS MARCAS