· Envíos a todo Uruguay ·

Rincón 711 entre Ciudadela y Juncal, Montevideo. Tel: 29016051. 
Parking: Paraná 723 (a la vuelta). Ver ubicación en el mapa.
Horario: Lunes a viernes 10.00 a 19:00 - Sábados 9:00 a 13:30 hs.



Personas e historias...



PROYECTO BAHAMA MAMA

de SOFÍA WHITEHEAD

"Quería mostrar la cara de las madres bahameñas ordinarias,
que son más que extraordinarias”


EL PROYECTO

Bahama Mama es un libro de fotografía de retratos coloridos y citas sabias de las matriarcas de estas islas. El proyecto apunta a mostrar el espíritu, color y vibración de las mujeres que sostienen el país. La sociedad de Bahamas está liderada por mujeres que trabajan, educan y crían a los hijos, en una sociedad donde los padres se encuentran mucho más ausentes que las madres. Estas mujeres son las personas que realmente mantienen a las familias juntas. El libro trata de capturar retratos sencillos de la cruda estética de estas mujeres a través de fotos que acentúan la belleza de las arrugas que representan sus vidas largas y duras, fondos tropicales y coloridos de su hábitat y miradas que conectan el observador. 


FullSizeRender_(006).jpg

Entrevista: Jenny Hennebert


¿En qué consiste el Proyecto Bahama Mama al que estás abocada?

El Proyecto Bahama Mama es un libro, un coffee table book, de fotografía y citas sabias de las madres de las islas de Las Bahamas. Busca resaltar la belleza natural, fuerza, humor y sabiduría de las mujeres de este archipiélago

 

¿Cómo surgió este proyecto en tu vida?

Como todo proyecto creativo,  el proyecto Bahama Mama surgió por una acumulación de experiencias. En primer lugar siempre amé la fotografía y crecí en un lugar muy pintoresco. Bahamas no sólo tiene los colores más vibrantes en su medio ambiente sino que la personalidad de la civilización es colorida. Cuando era chica siempre íbamos a visitar islas como Exuma, Cat Island, Eleuthera o Abaco (Out Islands o Family Islands) que en Uruguay sería equivalente a ir al campo pero son islas, siempre te encontrabas con mujeres negras, grandes cocineras, tejedoras de paja que en algún momento del encuentro te “cantaban la posta”. Ellas siempre tenían a los nietos muy cerca donde les enseñaban disciplina y cómo rezar a dios. Siempre las encontrabas con un gorro de paja o sentadas en alguna terraza un poco decaída pero muy colorida y con un poco de sabiduría para compartir

Noté que no había nada que preservara estos cuentos de cómo era la vida de estas mujeres en estas islas entonces se me ocurrió encontrar una forma interesante para exhibirlas. (Sigue debajo)

FullSizeRender_(012).jpg


 A la primera entrevista con una de estas mujeres me acompañó mi hermano mayor porque era en un barrio un poco más peligroso, “over the hill” en el medio de Nassau.  Ahí fue que me di cuenta de que esto podría ser interesante y decidí seguir.


Por otro lado, de chica siempre teníamos las revistas National Geographic en casa y me apasionaban las secciones de las culturas indígenas, me di cuenta que acá en Bahamas había muy poca cobertura de nuestro propio país. Otra gran influencia fue el libro mujeres que corren con los lobos que lo leí mientras estudiaba en Uruguay donde la escritora encuentra cuentos de varias culturas para demostrar un hilo entre la intuición, sabiduría salvaje de la mujer. Esto realmente fue algo que me inspiró para arrancar.


FullSizeRender_(008).jpg


¿A qué le atribuís este gran espíritu que tienen estas madres?

Las madres son muy religiosas, cristianas a muerte con una fe increíble que transmiten constantemente. Vivir en las islas, con recursos limitados, rodeadas de nada más que agua turquesa y pescados crea mujeres creativas, fuertes e interesantes.  Las citas se enfocan en dichos sabios y comentarios sobre la vida, familia, amor, romance y el trabajo. Las mujeres bahameñas tienen un sentido del humor único, una alegría contagiosa y un espíritu que siempre llama la atención. 

 

¿Por qué el nombre Bahama Mama?

La palabra Bahama Mama en realidad no solo es un trago riquísimo a base de ron que te deja bailando Calypso. También fue una mujer muy famosa que la nombraron Bahama Mama en los años 60 en Nassau. Ella entretenía a los turistas cantando y bailando y fue una de las cantantes más famosas en el país. Hoy en día el nombre se usa para cualquier mujer bahameña rotunda, isleña con mucha personalidad

   

¿Qué buscás transmitir con este proyecto? 

Quería exhibir un lado mucho más humano que el marketing turístico no muestra generalmente. Quería preservar la historia y responder preguntas que capaz las generaciones de hoy en día se están olvidando, cuestiones de simpleza y valores que las personas están dejando de lado. Por otro lado hay muy poca información sobre los “out islands” de Bahamas. El turismo está muy concentrado en la isla de Nassau y en los hoteles all inclusive donde los turistas no tienen contacto con las personas verdaderas, la cultura verdadera. Quería mostrar la cara de las personas ordinarias que son más que extraordinarias



El libro estará disponible a través de Amazon, en agosto/septiembre. 

Cuenta Instagram oficial.


 ...



ALFONSINA ALMANDOZ:  

LA MAMÁ ROMPEMITOS

 

“ELLA NACIÓ PARA SER DON QUIJOTE Y YO SU SANCHO PANZA"


Un miércoles a las 10 de la mañana me encontré con ella en su casa cerca de la Plaza Gomensoro. Era un día soleado y fresco típico de otoño, el día ideal para conocer a esta madraza: Alfonsina Almandoz. Me recibió con un café caliente, masitas de chocolate y una sonrisa, un detalle impagable para otra madre que anda corriendo por la ciudad. Conversamos con el sol entrando por la ventana y una testigo inigualable: Guillermina, su tercera hija que apenas tiene 3 meses. Una luchadora de las causas sociales, desde que nació Candelaria hace 3 años descubrió que ahora su misión en la vida es contar en primera persona cómo es vivir con un hijo con Síndrome de Down para desmitificar con optimismo y valentía muchos de los prejuicios que aún tenemos como sociedad.


Entrevista: Jenny Hennebert

cande_2.jpg


¿Cómo lo tomaron, como fue tu reacción?

 Yo estaba en shock, recuperándome de la cesárea. Iñaki es un niño precioso y Cande era la niña perfecta que venía a completar el cuadro. Cuando nace ella a mí se me cayó la estantería encima, no había nacido la niña perfecta, vino esto, qué es esto, qué es el Síndrome de Down, miles de preguntas, de dudas. Cande recibió la peor bienvenida porque la realidad es que yo no pude verla hasta los 3 ó 4 meses, lo único que veía era el Síndrome de Down, no la veía parecida a nadie y todo el mundo sabe que Cande es igual a mí.

Tampoco tenía a nadie en mi familia o cercano para conocer de cerca este tema, ojalá lo hubiera tenido porque mi reacción hubiera sido otra. Yo estaba como en otra, pensaba que esto era lo peor que nos podría haber pasado, qué horrible, ahora qué vamos a hacer, por qué me castigan así. Yo siempre estuve involucrada en proyectos sociales, fui una de las fundadoras de "Un techo para mi país", pero me preguntaba por qué me obligan a tomar esta causa, no quiero esto. Ahora pienso que era obvio que era para mí, yo que había visto tantas situaciones complicadas, estaba embebida en lo social, ahora era mi turno de usar toda esa experiencia para defender esta causa por la que claramente falta mucho aún

Martín en cambio salió de la sala de cirugía con Candelaria orgulloso, como el rey león con Simba. Para él esto era lo mejor que nos había pasado en la vida y con ese gesto de seguridad nadie podía decir lo contrario. Se nos llenó la sala de partos de gente y flores.

 

¿Cómo siguió la historia, qué pasos a seguir tomaron?

 Ahí empezó el periplo de estudios, un montón de información técnica que te llueve por todos lados, había que hacerle muchos exámenes porque los chicos con Síndrome de Down pueden nacer con patologías asociadas. Le hicieron ecografías cardíacas, cariotipos, mil estudios para detectar a tiempo si tenía predisposiciones y poder atacarlas cuanto antes. Lo bueno fue que el neonatólogo nos tranquilizó, nos dijo que la iba a estudiar a Cande para anteponernos y solucionar lo que tuviera lo antes posible. Con el Síndrome de Down, si detectás en forma temprana estas patologías, evitás que tenga cierto retraso en la estimulación temprana

Fuimos a la Fundación Complementa en Chile donde la directora lo primero que nos dijo fue: “sé que vienen con un montón de dudas, pero la mitad de ellas son mitos”. Nos contó que ella tenía un hijo de 28 años que es pintor y vive de sus pinturas. Nos mostró las pinturas y efectivamente estaban buenísimas. Lo que me enseñó es que tenemos que darles la oportunidad de hacer todo como a cualquier persona. Simplemente eso, darles la chance

 

cande_1.jpg


¿A qué le atribuís el éxito del blog?

 Yo siempre lo encaré desde el lado positivo, es diferente si yo hubiera arrancado diciendo todos ustedes son culpables de que mi hija no pueda acceder al mismo colegio, o a tal lugar. Yo fui la primera ignorante que no la quería ver porque los primeros tres meses la negué, solo veía Síndrome de Down, y te tengo que mostrar a vos el lado positivo de todo esto. 


 ¿Por qué pensás que el Síndrome de Down está tan estigmatizado?

 Creo que el Síndrome de Down se detecta más fácilmente, es más fácil de ver. Físicamente hay varias características que están asociadas a un montón de caracteres cognitivos, retrasos que en su gran mayoría son provocados por la falta de estímulo porque como mucha gente trata de esconderlos por vergüenza o por menospreciar su capacidad no se desarrollan. Creo que pasaría lo mismo con una persona normal, si nunca la sacás a la calle, la escondés, la tenés en jogging todo el día escondida del mundo y encerrada todo el día, esa persona aunque no tenga Síndrome de Down sería un ente. El tema está en darles las mismas oportunidades. Tenemos que empatizar más entre padres, no podemos seguir con la mirada mala, prejuiciosa. No podemos como sociedad ser nuestros peores enemigos, no podemos excluirlos desde el vamos, todos tienen la oportunidad de brillar

  

¿Qué proyectos tenés con el blog?

 El blog está bueno pero llega a una cierta cantidad de gente, es limitado. Tenemos más metas, ahora estamos sacando un libro, “Rompemitos”, editado por Santillana y con ilustraciones de Atolón de Mororoa que queremos que llegue a toda los hospitales del país, para romper mitos, y para que si te pasa como a mí que nace un niño con Síndrome de Down se sientan acompañados. Quiero que sea un objeto de culto, que lo puedan regalar, que todo el mundo lo quiera tener en su casa. El dinero que recaudemos con la venta de este libro lo vamos a usar para otras acciones. Estamos abriendo el primer agujero, ahora hay que empezar a escarbar, traer profesionales del extranjero a capacitar a pediatras de acá, traer a emprendedores con Síndrome de Down para que vean que no es imposible que vivan de lo que les gusta, que progresen. Ojalá algún día no sea necesario que exista un blog, que la gente esté concientizada. Hay que seguir dándole, dando este mensaje y este es el primer libro de muchos más.


cande_4.jpg



FullSizeRender_(010).jpg


LA HISTORIA DE SOFÍA

Sofía tiene tan solo 26 años pero ha recorrido más kilómetros y experiencias de vida de los que muchos soñarían a su edad.

Hija de una madre uruguaya y un padre bahameño y austríaco, creció en Nassau, Bahamas. Vivió hasta los 14 años en Bahamas como parte del plan de sus padres de que estuviera en contacto con sus raíces y hablara el idioma local, pero a partir de ahí su vida despegó a destinos muy disímiles entre sí. Hoy está abocada a un proyecto fotográfico que busca revelar la vida extraordinaria de las mujeres y madres de la isla de Bahamas retratando la sencillez y la fe en su estilo de vida. Una historia de vida única que vale la pena conocer.

Me fui cuando era adolescente de Bahamas para no quedarme colgada de una palmera a vivir sola a un internado en Austria, después me mudé a Montevideo donde terminé el liceo y viví con mi abuela. Luego me fui a estudiar a la New York University y al año decidí volver a Montevideo a estudiar Administración y Marketing”.


FullSizeRender_(003).jpg 

¿Por qué te volviste de Nueva York?

Nueva York es una ciudad increíble pero si no estás preparado, lo suficientemente madura te puede comer vivo. Volver a Uruguay fue la mejor decisión que tomé ya que pude encontrar muchas de mis raíces y formar las mejores relaciones que se mantendrán de por vida. Mientras estudiaba en Uruguay hice mi profesorado de Yoga en Espacio Marma y di clases particulares en casas privadas y también en Espacio Marma. Después de la carrera decidí volver a Bahamas a buscar un trabajo y volver a casa después de 10 años afuera. Hoy estoy manejando un gimnasio en el centro de Nassau, ayudando con la empresa familiar. 


¿Por qué elegiste Bahamas para tu primer proyecto creativo?

Elegí hacer esto en Bahamas por razones personales, nunca había viajado a todas las islas principales de mi propio país. En sí fue una búsqueda bastante personal para hacer algo que me haga reencontrarme con el país que tanto extrañé en los años afuera pero por otro lado para iniciar mi carrera creativa que tenía muy adormecida. Por otro lado el país tiene una historia muy interesante y una cultura ardiente para compartir. Desde los piratas que se refugiaron en nuestras bahías, a los corredores de ron, al esclavismo, hasta el narcotráfico, hasta hoy en día un país con un mar turquesa que te pone ciega, crea un escenario para protagonistas muy interesantes. Bahamas es una país con 700 islas con pueblos de pescadores. El proyecto se basa en las principales 17 islas más pobladas que serían los departamentos.


FullSizeRender_(00C).jpg


¿Todo lo que contás nos da ganas de ir ya a conocer esta isla?

Lo que emana Bahamas es muy particular. Si venís sentís una energía muy positiva, a pesar de sus grandes fallas, la gente es alegre y divertida. Siempre podés entrar al supermercado y reirte con la cajera, cambiar la rueda y que todos frenen a ayudarte. La gente es de todos lados y conviven en comunidad muy armoniosamente. Las personas tienen muy buen sentido de humor y una visión de vida muy sencilla que me parece que hoy en día en este mundo tan complejo te deja muy aliviado. Las personas viven mucho más el día a día y con una simpleza admirable. 


¿Qué planes tenés para el futuro? 

Mis planes por ahora son quedarme acá por un año más y luego hacer un Master en fotografía en Barcelona o Londres. Después no sé que haré, tengo planes de seguir con proyectos creativos y viajar. Después se verá!.

FullSizeRender_(009).jpg

 

 Publicación: junio de 2017



cande_7.jpg


¿Cómo pasaste el embarazo de Cande, cómo fue su nacimiento y su llegada al mundo?

 

Quedamos embarazados cuando su hermano Iñaki tenía un año y medio y estábamos esperando la nena para tener la parejita. Tuve un embarazo perfecto, la translucencia nucal salió bien, no había ninguna alarma, pero a mí a los tres meses se me puso en la cabeza que Candelaria tenía Síndrome de Down, estaba segura. Le dije a mi marido, al ginecólogo, y me dijeron que no había ningún indicio de eso, que seguramente eran miedos propios de ser mamá, que no tenía la edad en la cual hay más probabilidades ni antecedentes familiares y que no iban a hacer ningún examen extra al divino botón. Así que siguió el embarazo su curso, Cande se adelantó una semana y como estaba dada vuelta me mandaron a cesárea. En la sala de cirugía me largo a llorar y la matrona me pregunta qué me pasaba, si me daba miedo la operación, y le contesté: “No; sé que este es el último minuto de mi vida como yo lo conozco, yo sé que Cande tiene Síndrome de Down". La matrona me dijo que era un disparate, que no pensara en eso ahora, que iba a salir todo bien. Nace Cande y el neonatólogo nos dice: “Cande es sana, muy linda y tiene Síndrome de Down”. 

Empecé a mover la cabeza como diciendo yo ya sabía esto, llamen al servicio al consumidor, porque ustedes me dijeron que venía otra cosa y vino esto. Estaba llena de rabia conmigo misma, fue ahí que me di cuenta de que la conexión madre hijo existe desde el minuto cero. 


cande_6.jpg


¿Ahí surge la idea del blog?

 Martín, mi esposo, se enfocó más en leer papers de universidades sobre el tema, él es muy técnico y quería saber todos los detalles. Pero a mí me sobrepasó la situación y me enfoqué en la parte más humana. Empecé a leer blogs de mamás en Estados Unidos que contaban sus experiencias en primera persona y me parecieron espectaculares. Ahí me di cuenta de que había una herramienta en América Latina que no estábamos usando y que estaría bueno que te hablaran en el mismo idioma. Empecé a pensar en este tema de los mitos, y que había que empezar a romperlos. Al principio los rompés en tu entorno cercano, después tu entorno cercano le empieza a contar a tu entorno no tan cercano y así va pasando el mensaje de boca en boca. Yo siempre había creído que las personas con Síndrome de Down eran poco inteligentes, pero Cande es brillante, lo que sí son más lentos para aprender pero tampoco tanto, solo tenés que tenerles más paciencia y explicarles las cosas. Por ejemplo, cuando le di la primera papilla a Iñaki él abrió la boca instintivamente, con Cande me pasó que no abría la boca, no tenía el reflejo, pero se lo expliqué con mímica y listo, nunca más paró de comer.

En Estados Unidos existen protocolos, la sociedad ya está más acostumbrada a la inclusión pero acá estábamos lejos de eso

Cuando nació Cande, los primeros meses yo subía fotos a Facebook en la que menos se notara que tenía Síndrome de Down porque lo quería negar obviamente, y todos me decían qué divina que era, muchos incluso no se daban cuenta. Hasta que un día cumplió 3 meses y me dije “Cande tiene Síndrome de Down”, lo acepté y subí una foto de ella con una leyenda que decía que tenía un cromosoma extra, que ella nació para ser Don Quijote y yo su Sancho Panza para toda la vida y que los invitaba a todos a que también fueran su Sancho Panza porque los molinos iban a ser muy grandes. Ese día estalló la foto, fue masiva la respuesta, los comentarios. Me di cuenta de que era una vía para poder contar mi experiencia, mostrar todo lo que vivíamos y derribar mitos. 

Llegamos a los 1000 seguidores y así fue creciendo, la meta era 20.000 y estamos ahí de llegar a ese número. Un post de Cande tirando un beso llegó a 1,5 millones de reproducciones lo cual es una locura. 


cande_5.jpg


 ¿Cómo es Cande?

 Cande es maravillosamente todo, porque tiene la gracia de que te sorprende con todo, uno no espera nada, y no lo digo despectivamente, sino que yo me propuse no esperar nada, o apurar nada. Y Cande nos va sorprendiendo día a día, porque es una niña muy inteligente, muy simpática, muy alegre, es compradora, terca, testaruda, muy fatal, y también es muy empática, sabe cuándo las cosas necesitan un abrazo, con la hermana es la número uno, es celosa como cualquier niño, pero se matan de risa las dos juntas. 

Ella es mi muñeca y se merece todo, le hago peinados, la visto, la quiero ver siempre divina porque como la vean también es como la van a tratar. Yo soy su primer motor en la vida. 

 

¿Cómo fue su integración al jardín de infantes?

Cande está yendo al jardín Snoopy, que han sido notables. Fue el primer lugar que fui, me quedaba cerca, me gustaba cómo era, la inscribí y enseguida le dieron la bienvenida a Cande. Es más, les pedimos que no la malcríen porque se los gana a todos, y nadie le dice que no. Yo lo recomiendo ampliamente. Cuando termine el jardín arrancará el periplo de colegios, pero bueno también es como cada uno lo encare, los colegios se reservan su derecho de admisión, es así, me encantaría que no fuera un tema el Síndrome de Down pero alguien tiene que hacerlo. A mí los desafíos no me asustan, al revés, creo que en esta vida uno tiene que tener una misión, y qué bueno que me llegó esta.  


Blog Cande Down Side Up:

http://candedownsideup.com/

 


Publicación: mayo de 2017.





ALGUNAS DE NUESTRAS MARCAS